Blogia
LLUVIA NOCTURNA

Un día curioso

Un día curioso

Me había despertado  temprano, pues iba a ir a ver a una querida amiga  que hacia tiempo no veía, salí con bastante anticipación de mi casa, pues no estaba muy segura del tiempo que me llevaría llegar a su casa, así pues tomé un camión que me llevara de mi casa hasta Plaza Mocambo, una vez ahí me dispuse a caminar las aproximadamente 10 cuadras restantes (si no es que más), en mi caminata noté que un coche azul rey se estacionó metros antes en mi camino, bajo de el un joven, quien me preguntó si era edecán, solo dije que no y continué caminando, enseguida continuó el joven “tu eres Gaby verdad?, yo me llamo Jorge”… entonces recordé: Con esta, van 3 ocasiones en las que me encuentro a este tipo en la misma situación, yo haciendo una caminata larga y el en su carro azul tratando de llevarme a mi destino, lo curioso es que  las 3 ocasiones han sido en lugares y horario totalmente distintos. Recordando que ya conocía al tipo y que en la segunda ocasión en la que nos topamos había accedido a darle mi número telefónico, le brindé un poco de atención, entonces me dijo que había tratado de llamarme en varias ocasiones sin obtener resultado, le dije la verdad al decirle que al poco de haberle dado mi número, mi celular se había descompuesto; entonces, el me pidió mi nuevo número, le pregunté que para que lo quería (ya sabía, pero quería estar segura para darle la explicación siguiente) , me dijo que deseaba poder salir conmigo y conocerme, yo (con novio) le dije que agradecía su interés en mi persona, pero que ya tenía un compromiso con alguien y me sería imposible salir con el, el joven (no muy entusiasmado) habiendo comprendido, se despidió cordialmente, le respondí de la misma forma, subió a su carro y yo continué mi camino a casa de Mel.

 

Por fin llegué, con un par de minutos a mi favor, me recibió la amable abuelita de Mel,  y comenzó una tarde completamente genial, Mel y yo estuvimos platicando durante horas, como tenia rato que no hacíamos, vimos la segunda parte de “lo que el viento se llevó” (la ultima vez no había dado tiempo a terminar de verla, ya que en total dura cerca de 4 horas), a Mel le encanta esta película, según sé es su favorita… tiene una escenas geniales y paisajes muy hermosos, pero a mi en cambio,  me pareció deprimente.

 

Me invitó a comer y después vimos otra película: “La casa del lago”, hacia ya tiempo que tenia ganas de verla, y no me defraudó, a pesar de ser una historia de esas puramente románticas (que no acostumbro), me dejó encantada, es cierto que te deja con algunas dudas y que esta medio rara, pero la verdad es que esta muy original y vale la pena verla, J se las recomiendo.

 

Tenía planeado irme más tarde, pero la hermana de Mel le pidió que la acompañara a la Plaza Américas, pues quería comprar ahí algunas cosas, Mel quería que yo las acompañara, pero eso me dejaría mas lejos de mi casa y no me daría el tiempo para regresar a la hora acordada a mi casa, así que le dije que no se preocupara, yo me iría a casa y ellas que se fueran a las Américas. Así pues, me despedí de ellas, con mucho gusto en haber podido pasar la tarde en su casa.

 

Había poca gente en la calle (en comparación a diario), y el camión se estaba yendo bastante rápido, así que decidí pasar por mi novio a su casa antes de llegar a la mía.

 

Mientras estaba metida en mis pensamientos, subió al camión un joven (hay que mencionar que yo estaba sentada hasta atrás, junto a la ventana derecha del camión y todos los demás asientos a mi izquierda estaba vacíos) el chavo se sentó exactamente a mi lado (con todos los otros asientos vacíos en casi todo el camión), se me quedó viendo y al poco rato me trato de hacer conversación, yo la verdad no estaba interesada y era muy cortante con el (sin ser grosera claro), al cabo de un rato pensé que el tipo no había sido grosero, ni me había faltado al respeto en ese rato, así que pensé en  darle un poco de mi atención… total que al final, me entere de que: vive cerca del Tecno, estudia comercio internacional (creo que en la UV), acaba de iniciar su propio negocio (de que? no me pregunten, no llegue a tanto), pronto va a vivir en las casas geo que están casi en el fin del mundo (mas lejos de donde yo vivo), al final el chavo me dijo que era muy chida y que le había hecho más corto su trayecto, justo cuando se iba a bajar, el joven me dijo - oye disculpa cual es tu nombre-, cuando le conteste el ya estaba bajando por las escaleras traseras del camión y lo ultimo que me dijo fue, “ok, gracias, yo soy JORGE”…(jorge??? OK… eso fue muy extraño, el segundo Jorge del día… vaya coincidencias).

 

Ya faltaba poco para llegar a mi destino y en el camión solamente iba yo, mire hacia el otro lado de los asientos, justo en el asiento de la ventana izquierda de donde me encontraba había un… algo dentro de una pequeña bolsa, algo negro, desde mi perspectiva podía haber sido desde una suela de bota o incluso un pastel de chocolate, ni idea, solo estábamos yo y la bolsa hasta atrás del camión, parecía estar ligeramente húmeda por dentro así que no daba mucha confianza, después me meditármelo muy bien me dije a mi misma que no necesitaba saber que era esa cosa, fuera lo que fuera, llegó la esquina donde debía bajarme, así que toque el timbre y baje las escaleras del camión dejando al extraño objeto atrás.

 

Así llegué a casa de mi novio a contarle todo esto y de ahí más tarde a mi casa.

 

Fue un día… no puedo decir que fue del todo extraño (he tenido días realmente extraños), más bien diría que ha sido un día bastante curioso, en fin, al final lo he disfrutado, ya habrá otros días  curiososJ.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

rasta_version99@ -

te amo gotica eres una veyesa me fasina como posas eso ase q te veas sexual y mas ermosa bueno bye q la q los espiritus de mal te acompañen por la eternidad byeeeeeeeee

paola -

te amo gotica me facina estoy de la sensualidad de una mujer
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres